Existen Valores Empresariales que no se toman en cuenta por el Dueño de Negocios pero que suelen tomar mucha importancia cuando se actúa y se interactúa en todos los ámbitos que encierran todas las Ideas de Negocios que se llevan a cabo dentro de una Empresa.

Y es precisamente por esas razones por las que los Negocios Productivos logran llegar a un punto alto de Rentabilidad, en gran parte debido a las características y Valores que todo dueño de Negocio debería reunir para alcanzar el éxito.

1-      Disciplina

Quizá este sea de los Valores Empresariales más  difíciles de encontrar en un Dueño de Negocios, pero cuando se trata de un buen Empresario, la disciplina suele ser su carta de presentación; ser disciplinado en los Negocios significa cosas esenciales como la puntualidad, seguir un plan trazado a conciencia, ponerse objetivos y luchar hasta alcanzarlos, separar las cosas personales de los de la Empresa, respetar los Recursos del Negocio como tal, y en general, tener la convicción de terminar y no dejar a medias las cosas que sean importantes para la propia formación de un Proyecto exitoso.

2-      Autocrítica

Este es un valor sumamente importante debido a que en muchas ocasiones, el Empresario pierde el piso y considera o da por hecho que todas las acciones que toma dentro de su Negocio son las más correctas; ser Autocrítico es aceptar que como seres humanos tendemos a errar y que dichos errores representan la adquisición de experiencias y conocimientos que serán esenciales para evolucionar como Empresarios y como personas.

3-      Proactividad

Esta es una clara característica de los Empresarios de éxito, ser proactivo significa tomar acción sobre las oportunidades que se nos presentan a diario; prever, intuir, y actuar de manera positiva sobre todos los problemas que puedan ocurrir en el Negocio, uno debe ser capaz de reaccionar instantáneamente y de forma eficaz, en todas o en casi todas las situaciones que puedan surgir.

4-      Perseverancia

La perseverancia en un Empresario significa logros, quien esté dispuesto a tener Negocios Productivos, necesariamente requiere de levantarse y luchar todos los días en contra de las adversidades y de los problemas que se puedan presentar, esto aunado a una Motivacion Empresarial a toda prueba; Darse por vencido o tener pensamientos negativos  suelen ser factores que pueden inundar la mente del Empresario todos los días, habrá que luchar incesantemente contra estos pensamientos para no dejarse vencer.

5-      Disponibilidad al Cambio

Llevar a cabo las Ideas de Negocios requiere de mucho temple, y sobre todo tener por entendido que habrá la necesidad siempre de estar dispuesto al cambio, cuando las cosas no salen como se planean se requiere de pequeños o grandes ajustes que harán que nuestro camino tome un nuevo rumbo; habrá que estar con la disponibilidad y la capacidad de entender que las cosas no siempre salen como las previmos.

6-      Responsabilidad

Cuando se inicia un Negocio se adquieren un sinnúmero de responsabilidades, tanto de índole personales como de índole Social; El concepto de la Responsabilidad es entender que se deben respetar una serie de lineamientos y reglas, además de contribuir en el crecimiento y la armonía del entorno en el que nos desenvolvemos y en las personas con las que interactuamos.

7-      Aprendizaje

Un buen Empresario tiene claro que todos los días se aprende algo, además de tener la Motivación Empresarial, algo muy importante es el tener claro que la preparación mediante el Aprendizaje de todas las técnicas y Recursos necesarios para el buen manejo de un Negocio, son esenciales para la Gente de Negocios de hoy.

Para poder Evolucionar con nuestras Ideas de Negocios se requiere de aprender cosas que no sabemos y en el Mundo Empresarial actual, el que no Evoluciona está destinado a la desaparición, por lo que solo nos queda prepararnos y aprender nuevas cosas cada día.

En general estos son Valores Empresariales que yo considero esenciales, una buena conjugación de ellos suele redundar en muy buenos resultados para el Empresario y en la consecución de los objetivos trazados.