He tenido muchas experiencias durante mi carrera de hacer negocios  y sin duda alguna que he tenido buenas y malas.

Recientemente me pasó un caso que a pesar de tratarse de una de las actividades que los negocios innovadores en la actualidad o al menos que se jacten de serlo, deben cumplir de manera perfecta y excepcional, desafortunadamente es un error grave que se sigue cometiendo en muchos de ellos.

Es un error que podría parecer elemental evitar, sin embargo lo cometen desde las grandes hasta las pequeñas empresas, mermando con ello sin lugar a dudas la imagen ante el Cliente, que al fín y al cabo es el que decide quien tiene éxito y quien fracasa.

Cómo una simple llamada telefónica puede convertirse en la lápida para una empresa que se dice ser líder en el mercado, sin siquiera tomar en cuenta las necesidades esenciales de sus Clientes.

He aquí mi pequeña experiencia…

Recién tuve la necesidad de hacer una llamada para pedirle a un Proveedor más materia prima para una de las líneas de producción de un Negocio,

La persona que me contestó fue amable y cordial, para empezar fue algo bueno, sin embargo al hacer mi requerimiento sobre la necesidad que tenía en ese momento, y sobre el pedido que quería yo hacer esto fue lo sucedido…

YO:     Buenos días, necesito hacer un pedido de la materia prima que ustedes me surten, la necesito lo antes posible ya que casi no tengo ese producto.

PROVEEDOR:          Señor, para poder hacer un pedido necesita ser atendido por el vendedor que siempre lo atiende, y en este momento no está disponible.

YO:     Mire, ya le marqué a su teléfono particular (del vendedor) varias veces y no me contesta por eso opté por marcar a su tienda.

PROVEEDOR:          Lo siento pero sino es con su vendedor no puedo hacer nada, ya ques él quien maneja y tiene el control de su cuenta.

YO:     Pero no tienen a alguien más que por esta ocasión me pueda atender.

PROVEEDOR:          Ya le dije que solo él le puede atender

YO:     Pero señor entienda que necesito de manera urgente el producto, no hay en su negocio alguien más que me pudiera atender aunque sea solo por esta ocasión ?

PROVEEDOR:          Ya le dije que no, solo su vendedor es el único que le puede levantar su pedido y enviar la orden para que le surtan el producto.

YO:     No puede ser que en su gran Negocio no haya nadie más quien pueda atender mi llamada de auxilio, es increíble (ya en un tono de enojado) ¿en verdad no hay nadie más?

PROVEEDOR:          Ya le dije que no

YO:     Bueno pues agradezco su sinceridad y espero no salirme nuevamente de las normas que ustedes manejan para poder hacer un pedido.

Cuando colgué todo el daño ya estaba hecho, no sé si era el dueño de la Empresa quien me atendió o si era un Empleado de alto rango, lo que sí sé es que todos los Empleados son el reflejo de lo que es un Negocio y de las políticas que han establecido, por lo que no me sorprende que sea la forma general de manejarse de esta Empresa.

Lo que quiero reflejar con este ejemplo (es un ejemplo real que me sucedió personalmente) es que para Hacer Negocios se necesitan dos partes, y una de las partes esenciales es el Cliente, por lo que este debería ser la razón de ser de toda Empresa, sea grande, mediana o pequeña.

Sabemos lo mucho que nos cuesta conseguir un Cliente, la gran cantidad de recursos que se tienen que invertir para poder tener clientes fieles y cautivos, hechos como los que he relatado en este artículo suelen ser muy costosos,

Trabaja constantemente para que tus políticas y procedimientos faciliten la obtención y la procuración de tus Clientes, no cierres las puertas de hacer negocios, por que entonces estarás destinado al fracaso.

¿Y tú como Empresario has tenido una experiencia parecida?, exponla aquí, puedes hacerlo al final de este artículo en la sección de comentarios.